9 consejos para tu próxima mudanza

9 consejos para tu próxima mudanza

9 consejos para tu próxima mudanza 21 Oct

Lo ideal es, una vez resuelto el nuevo lugar donde vas a vivir, contactar con tiempo una empresa de mudanzas profesional, te ahorrará un montón de dolores de cabeza y podrá asesorarte según la ocasión cuales son los pasos a seguir. Aunque nunca está de más aprender de las experiencias de otras personas.

  1. Balancea los contenidos de las cajas por su peso y tamaño.

    Tener una caja de libros y otra llena de sabanas o elementos de plástico pequeños no es lo ideal a la hora de transportarlo. Hará que el traslado sea más engorroso y que te sobre espacio en algunas cajas y te falte en otro.
    Lo mejor es intercalar elementos livianos con otros pesados, por ejemplo, libros con toallas o algunas prendas pequeñas que llenen el espacio sin sobrecarga la caja.
    Aprovecha los espacios de ollas o elementos con espacio interior para incluirle otros más pequeños y es indispensable etiquetar el contenido de la caja en algún lateral, escribirlo en la tapa hará incómodo identificar cada caja si están apiladas.
  2.  Aprovecha la mudanza para regalar lo que no uses o necesites.

    Las mudanzas tienden a ser increíblemente útil para tomar inventario y liberar espacio en tu nuevo hogar. Hacer una limpieza de todo eso que no usamos es indispensable, no solo por el espacio físico sino también como el empuje emocional de comenzar en un nuevo lugar dejando atrás cosas que realmente no necesitamos.
  3. Utiliza bolsas en lugar de cajas con algunas pertenencias.

    Hay algunas cosas en nuestra casa que irán mejor en bolsas, los abrigos o ropa de gran tamaño, cortinas, suelen ser el caso, ocupan menos espacio que en cajas y resultan más fácil y económico de transportar.
    Aprovecha las maletas, sobre todo si son con ruedas para transportar ropa y sábanas.
  4. Embala primero lo que no uses

    Organizarse para embalar es primordial, no dejes para último momento el embalaje de todas tus pertenencias, comienza embalando todo aquello que usas con menos frecuencia unos días antes del día de la mudanza y utiliza las últimas horas para lo de uso diario.
  5. De tener espacio disponible en casa de tus padres aprovecha

    Hay ciertas cosas que por tamaño y/o disposición no podrás llevarte a tu nuevo lugar, si tienes lugar en casa de algún familiar y no molestan, aprovecha ese espacio en el caso de no querer deshacerte de alguna pertenencia.
    Y acuérdate que las mascotas también se estresan, trata de generarle un espacio que hagan propio en el nuevo hogar, con algo que ellos sientan cómodos del que estas dejando.
  6. Pide ayuda a tus amigos

    Amigos o familiares pueden ayudarte en un montón de cosas, hará el embalaje y la mudanza mas sencilla. Pero no te olvides de agradecerlo, invitándolos a comer o algo similar.
  7.  Toma fotos del nuevo lugar antes de mudarte.

    Ni bien tienes posesión de la llave, saca fotos del lugar vacío, de esta manera notarás cualquier desperfecto y podrás reclamar. Es más, si es posible anótalos y coméntaselo al dueño o la inmobiliaria. De esta forma evitaras que te cobren arreglos por los que no sos responsable.
  8.  Usa el mes o meses de depósito como últimos pagos de alquiler.

    Trata siempre de estar anticipado a esto, organizarse no es sencillo, pero ser precavido y no tener que pagar doble alquiler o estar esperando la devolución del depósito para solventar gastos en una nueva mudanza es ideal.
  9. No evites mudarte

    Estar cómodo no debe hacer que te conformes y dejes de buscar un lugar mejor, que esa pereza de mudarte no se transforme en arraigo. Estrenar un lugar nuevo siempre genera impulso y nuevos desafíos, la parte principal es lograr gestionar de la mejor manera lo emocional.