Mudanza con Mascotas

Mudanza con Mascotas

Mudanza con Mascotas 17 Aug

Las mascotas suelen estresarse antes, durante y luego de una mudanza, por lo que es muy importante saber esto y aprender cómo actuar para poder acompañar a tu mascota en el proceso de la mudanza para hacerlo sentir lo mejor posible.  

Las mascotas sufren una mudanza

Aquellos animales como ser perros y gatos son quienes más sufren las mudanzas, en cambio los pájaros o conejos que viven en una jaula es probable que ni siquiera noten el cambio que se produjo a su alrededor.

Realizar una mudanza con mascotas no es tarea fácil por lo que te acercamos algunos consejos a tener en cuenta para acompañar a tu amigo del reino animal en el proceso.

Debido a que en general tanto los perros como los gatos son territoriales, una mudanza les significa cambiar o perder por completo su espacio que habían conquistado. Ellos son muy sensibles con el olfato y el oído por lo que pueden percibir muchos nuevos olores y sonidos o ruidos con los que pueden no estar muy a gusto.

Si hablamos en específico de los gatos, por ejemplo, ellos necesitan tiempo para reconocer el área que rodea su hogar para poder volver sin perderse y acostumbrarse la nueva casa.

La mudanza debe ser un aspecto que contribuya al bienestar de tu mascota. Es importante que te tomes tiempo y le des el tiempo a tu mascota de reconocer el nuevo espacio, si es posible llévalo a conocer y recorrer el lugar antes de comenzar la mudanza la menos dos o tres veces. De esta manera el día de la mudanza no será un lugar 100% nuevo para tu mascota ya que encontrará olores con los que ya había estado en contacto hace poco tiempo.

Además, si tienes tiempo suficiente quédate a jugar un rato con tu mascota en el nuevo hogar antes de realizar la mudanza, para que tu mascota pueda asociar ese espacio como un lugar en el que se divierte y recibe mimos por ejemplo.

Los perros suelen querer oler absolutamente todo, es importante que puedan hacerlo al principio para reconocer lo que tienen a su alrededor. Luego de que el animal haya reconocido su entorno entonces se pueden comenzar a aplicar las normas de la casa y los sectores en los que el animal se permite y en cuáles no .

Para ayudar a que el animal se sienta totalmente parte de la mudanza es importante recordar cargar como última cosa su cucha, juguetes y demás objetos y al momento de descargar en el nuevo hogar que sea esto lo primero que se descargue e instale en un lugar.

De todos modos es inevitable que los animales se estresen luego de una mudanza.

Cuidado de no dejar las puertas abiertas ya que si sumamos el estrés a una puerta abierta puede ocurrir lo peor y perderse ya que no conoce el nuevo barrio. Por lo que recomendamos que prestes muchísima atención de no olvidarte de cerrar bien la puerta para cuidar que tu mascota no se escape.