Opciones para decorar la cabecera de tu cama

Opciones para decorar la cabecera de tu cama

Opciones para decorar la cabecera de tu cama 30 Sep

Puede parecer algo que no requiere de mucha importancia, pero en realidad es un detalle que puede cambiar por completo la apariencia de tu cuarto. 

Es hora de que te atrevas a incorporar nuevas ideas a tu habitación y puedas así mejorar el aspecto de todo tu cuarto con tan sólo un agregado nuevo:

La cabecera de tu cama.

Es por eso que nos pareció una brillante idea acercarte distintas opciones para que puedas optar por la que más te gusta al momento de decorar la cabecera de tu cama.

Decorar con láminas la cabecera de tu cama.

En esta opción, sólo vas a necesitar fotos, cuadros, posters o láminas. Dependiendo la onda de tu cuarto vas a tener que elegir las imágenes que vas a colocar. Si se trata de una habitación con paredes blancas, entonces necesitas agregar algo de color.

En este caso es importante recordar el color de tus sábanas, almohadones y acolchados. Todo tiene que combinar a la perfección.

Cabecera para tu cama para almacenar.

Esta otra opción tiene en cuenta los espacios reducidos con los que contamos hoy en día en nuestros hogares. Debido a la necesidad que tenemos de espacios para almacenar, es muy útil contar con una cabecera que cuente con espacio para poder guardar cosas. Se trata de un mueble de madera angosto con tapa de bisagras que permite almacenar objetos pequeños y luego en su tapa es posible colocar objetos de decoración.

Cabecera decorativa.

Cabe destacar que la cabecera decorativa que está muy de moda. La función de esta cabecera de tu cama es puramente decorar.

Entonces debes elegir una que te guste mucho y que, al mismo tiempo, combine con el ambiente en tu dormitorio. Un color que suele quedar muy bien con todo es el color negro.

Una sugerencia muy útil es que la cabecera sea de cuerina. Y esto se debe a que la cuerina es fácil de limpiar, a diferencia de las telas. Al apoyar la cabeza en la cabecera, la grasitud de nuestro cuero cabelludo suele ensuciarla, pero si se trata de una cabecera de cuerina, se puede limpiar con un trapo húmedo y desengrasante de manera muy sencilla.

Cabecera de tela.

Si por casualidad te dan ganas de tapar una gran parte de la pared, entonces, podés optar por una gran tela que cuelgue desde el techo y se trabe con la cama contra la pared. El beneficio de utilizar una tela clavada en la pared es que se puede lavar sacar muy fácilmente y poner a lavar en el lavarropas.

Cabecera de la cama reciclada.

Para esta opción podés elegir algunas puertas viejas, por ejemplo. Luego de pintarlas y patinarlas, se colocan detrás de la cama y con la misma cama se sostienen contra la pared. Tan un toque especial a la habitación al mismo tiempo que son de fácil colocación.

Son super prácticas al momento de limpiar y en caso de que te canses simplemente las podés retirar porque no necesitan estar amuradas ni colgadas.